Cistoscopia

La cistoscopia es un procedimiento médico en el que se introduce un instrumento en la uretra con el objetivo de compilar información que puede emplearse en el diagnóstico, o bien para otorgar tratamiento. El instrumento incluye una cámara a fin de que el urólogo efectúa el procedimiento se puede ver lo que o bien hace. Hay una serie de razones para médico para la cistoscopia.

Para que se usa

El cistoscopio tiene múltiples funciones, aparte de una habitación. La herramienta se puede emplear para tomar muestras de orina y tejidos de la uretra y la vejiga, y asimismo puede ser empleado para hacer de menor relevancia, como la supresión de cálculos nefríticos procedimientos quirúrgicos. Un cistoscopio asimismo puede ser usado para poner un catéter se emplea para inyectar tinte para el estudio de imágenes médicas para aprender más sobre el tracto urinario por alguien.

Las primeras versiones eran procedimiento muy doloroso, por el hecho de que implicaban el empleo de una sonda recia. La mayor parte de los urólogos emplean ahora un cistoscopio flexible, lo que reduce significativamente el dolor, y el procedimiento se puede efectuar de forma ambulatoria en una clínica o bien centro de salud. El proceso va acompañado de ciertas molestias, singularmente para los hombres, mas no ha de ser doloroso.

Usted ha pedido para preparar a los pacientes para el procedimiento de orinar habitualmente, y que asimismo deben desvestirse y ponerse una bata de centro de salud. Para ciertos procedimientos, la cistoscopia, el paciente va a ser sometido a anestesia general para la comodidad. En otros casos, se usa anestesia local, así como un fármaco contra la ansiedad para ayudar al paciente a relajarse. Todo el procedimiento tarda entre diez-cuarenta minutos, en dependencia de de qué manera cumplido el procedimiento.

A lo largo de la cistoscopia, el medio entorno se introduce de manera lenta en la uretra. Cuando llegue a la vejiga, el líquido se usará para atestar la vejiga a fin de que el médico pueda ver más de forma fácil. El médico puede efectuar múltiples procedimientos con el dispositivo, o bien sencillamente mirar a su alrededor para tener una idea de lo que sucede en el tracto urinario.

Normalmente, los pacientes experimentan dolor al orinar y un tanto de sangre en la orina a lo largo de múltiples días tras la cistoscopia. En el caso de los pacientes que se someten a anestesia general, posiblemente deba continuar en el centro de salud a lo largo de la noche para la restauración, y efectivamente precisa viaje a casa. Los pacientes que tienen una anestesia local puede dejar poco una vez que se efectúa el procedimiento; Pasear a los pacientes que reciben fármacos contra la ansiedad se aconseja.

Con este procedimiento, los médicos pueden buscar las causas de los problemas, como dolor al orinar, infecciones de la vejiga, o bien dolor en la zona pélvica. Ellos pueden tomar muestras de orina y tejido sospechoso con fines de diagnóstico. En el momento en que un médico le aconseja la cistoscopia, el paciente debe consultar por qué razón se aconseja la prueba y lo que o bien precisa hacer para prepararse.